Lolo Cabrera: “Jugamos en nuestra casa y nos vamos a sentir a gusto dentro de ella”

Lolo Cabrera dando instrucciones (JAVI AGACHE)

Tras el parón de la pasada semana a causa de la Covid-19, el Aguere Ciudad de La Laguna debutará en Superliga 2 este sábado a las 18:00 en el Pabellón Juan Ríos Tejera. Un partido ante el Mintonette Almería que se disputará a puerta cerrada; eso sí, los aficionados podrán seguirlo en directo a través del canal de YouTube “streaming cvaguere”

Sobre este comienzo extraño hablamos con el entrenador del equipo, Lolo Cabrera: “La ilusión estaba puesta en el primer partido de la semana pasada, pero con el inconveniente del coronavirus y el tener que quedarnos haciendo la cuarentena, de la que por suerte salimos todos bien, hemos vuelto a entrenar el lunes pasado. Después de eso la ilusión se está viendo en los entrenamientos día a día. Las mismas ganas, pero con la tranquilidad de que sea el primer partido en casa. Ante un rival de que no tenemos muchos datos, pero el grupo está trabajando muy bien, con una ilusión que se vio truncada el fin de semana pasado, pero renovada y más si cabe porque el debut será en casa”.

En esta línea, el inicio de competición será en casa y el partido aplazado deberá disputarse antes del arranque de la segunda vuelta. Una situación que valora el míster aurinegro: “Ahora mismo no sé si será beneficiosa o no, pues queda ese partido pendiente que atendiendo a las normas de competición tendrá que jugarse antes de que acabe la primera vuelta, que acaba el 13 de diciembre. Vamos a ver cómo cuadramos ese partido. Nos beneficia jugar el primer partido en casa porque nos da tranquilidad y la semana que viene volvemos a viajar con los nervios del primer partido fuera. No sé cómo será el resultado, y espero que sea favorable a nosotros. Estamos trabajando para eso y ellas se están mentalizando. Habrá que esperar al sábado a ver cual será el resultado final, que yo confío que positivo para nosotros”.

Con todo, el Aguere Ciudad de La Laguna iniciará la Superliga 2 sin público en sus gradas, una situación nueva para todos que valora el entrenador: “Ya lo vivimos en el Trofeo Fiestas del Cristo. Lo extraño que es estar aquí sin tener los aplausos cuando terminas una jugada que ganas el punto o una jugada disputada por los dos equipo, pues hemos perdido ese factor, pero tenemos el factor cancha. Sabemos que, aunque no esté nuestra gente aquí, estamos en nuestra casa y nos vamos a sentir a gusto dentro de ella”.