“Los errores cometidos este año estoy seguro de que servirán para construir un Aguere más fuerte la próxima temporada” Ambrosio González.

 

Tras una semana desde la conclusión de la Superliga para el Aguere Tenerife, el entrenador y presidente tinerfeño, Ambrosio González, continua con su equipo técnico analizando una temporada con más sombras que luces, marcada por las lesiones y la mala suerte. “La temporada no ha sido positiva. Tenemos un aprobado ajustado, hemos estado en una cómoda plaza todo el año y salvado la categoría con holgura a pesar de las circunstancias”.

El entrenador tinerfeño resalta dos factores que han sido clave en la temporada, el rendimiento de los fichajes y las lesiones. “No estuvimos acertados en alguno de los fichajes, no rindieron al nivel que esperábamos y eso se vio reflejado en los resultados, en especial del primer tramo de temporada. Por otro lado hemos sufrido demasiadas lesiones este año que nos han impedido entrenar con normalidad y tener un sexteto base”. Sin embargo, Ambrosio destaca que el equipo “siempre ha estado unido. La perseverancia que hemos demostrado en el tramo final y la lucha para lograr un resultado positivo es digno de destacar”.

La temporada ha servido para que todos los miembros del club aprendan mucho este año. “Todos tenemos que reflexionar, en este tipo de temporadas es donde salen a la luz todo tipo de fallos y está en nuestra mano ponerle solución.” Ambrosio González tiene un mensaje de agradecimiento a “todos los pequeños y grandes patrocinadores que hacen posible este proyecto y les pido que sigan junto a nosotros en los próximos años”. “Quiero enviar un mensaje a las instituciones que, a pesar de agradecerle el apoyo, creo que este año se merecen un toque de atención. Estamos sufriendo retrasos de más de dos años, hecho que nos ahoga y limita mucho nuestro trabajo”.

Ambrosio González valora el futuro del equipo la próxima temporada. Un escenario en el que el entrenador tinerfeño espera “poder dar un paso al costado. Me gustaría tomarme un año sabático y no entrenar la próxima temporada. Me planteo irme, siempre y cuando la persona que entre respete y pelee por este club”. El conjunto lagunero demanda “mucho más apoyo por parte de las instituciones, ya que muchas veces no se dan cuenta que son sus retrasos o decisiones ponen en riesgo el futuro de equipos con mucha historia. Nuestros presupuestos no son desorbitados, pero nos encontramos solos peleando por apoyos, cuando otras disciplinas deportivas que no están en máxima categoría se llevan cantidades que a nosotros nos darían para poder construir un proyecto sólido capaz de luchar por la Superliga durante varias temporadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.